Categorización de Clientes

De acuerdo con las recientes disposiciones contenidas en el artículo 1.5.2.5 del decreto 1121 de 2008, y en la Circular Externa 19 de 2008, las Sociedades Comisionistas de Bolsa estamos en la obligación legal de clasificar a nuestros clientes en las categorías de CLIENTE INVERSIONISTA o INVERSIONISTA PROFESIONAL, en concordancia con los parámetros establecidos en esta norma.
 

La información relacionada con las implicaciones de esta clasificación, las diferencias entre uno y otro, y el régimen de protección para el Cliente Inversionista, puede consultarlas dando clic aquí .

Perfil I: Su objetivo principal de inversión es la preservación del capital. Su disposición a asumir riesgos es baja y por lo tanto sus inversiones deberán hacerse en activos con estas características. En síntesis, usted está dispuesto a sacrificar rentabilidad con tal de minimizar la probabilidad de pérdida de capital en el horizonte de tiempo de su inversión.

Perfil II: Su objetivo principal es obtener un crecimiento moderado de la inversión, pudiendo aceptar fluctuaciones del mercado con posibilidades de pérdida en su inversión inicial. Los inversionistas que están en esta categoría buscan mejores rendimientos, son más propensos al riesgo que los inversionistas del Perfil I y pueden tolerar resultados financieros adversos durante el horizonte de tiempo de su inversión.

Perfil III: Su objetivo principal es la generación de altos rendimientos, aunque esto implique aceptar altas fluctuaciones y hasta la posible pérdida de un porcentaje importante de la inversión inicial. Los inversionistas que están en esta categoría buscan privilegiar la obtención de rendimientos participando activamente en el mercado, entendiendo y asumiendo las oscilaciones del mercado propias de los activos financieros que componen su portafolio.